Seleccionar página

A menudo notamos una pérdida de cabello significativa a finales de otoño, especialmente en octubre y noviembre, lo que lleva a muchos a creer que la pérdida del cabello puede ser estacional.

La pérdida de cabello estacional es común entre todos los mamíferos, incluyendo seres humanos, aunque no se limita a otoño. Los seres humanos también experimentamos niveles ligeramente más altos de pérdida de cabello durante la primavera, aunque la pérdida de otoño será más notable.

Tras un cuidadoso análisis investigadores suecos han confirmado que alguna pérdida de cabello es de hecho estacional.

Los seres humanos tienden a perder entre 50 y 100 pelos cada día, un resultado directo de las fases de crecimiento del cabello. Una hebra típica de cabello tiene un ciclo de vida de entre 24 y 72 meses (2 y 6 años) durante el cual va a crecer normalmente. Sin embargo, alrededor del 10% del cabello de una persona puede estar en una fase de “reposo” (conocida como telógena), en cuyo punto el cabello puede caerse.

Caida de pelo en otoño.png

La investigación sugiere que experimentamos tasas ligeramente más altas de telógeno durante el mes de julio, que hace que los pelos afectados caigan alrededor de 100 días después, a mediados de octubre o noviembre. Exactamente por qué sucede esto no está claro, pero algunos sugieren que el estrés causado por el calor del verano, la mayor exposición solar, el cloro de la las piscinas, etc. puede proporcionar alguna explicación.

Aunque cierta pérdida de cabello es perfectamente normal, también lo es el nuevo crecimiento. Si observas una pérdida significativa de cabello y el nuevo crece de manera muy lenta, un apoyo nutricional para mantener un cabello saludable resultará especialmente indicado.

Una vez que se descarte una deficiencia de hierro, en cuyo caso debe corregirse, los suplementos nutricionales más recomendados para tener un cabello saludable , incluirían nutrientes que participan en la formación de queratina (proteína del pelo) como los Aminoácidos azufrados (como L-metionina y L-Cistina) y los cofactores enzimáticos necesarios como las vitaminas del Complejo B (especial atención a la Biotina y el Ácido pantoténico), así como los minerales Zinc, Cobre y Selenio.

A continuación te dejo algunas sugerencias de cuidado y suplementación para esta época del año para la caída del cabello:

Suscríbete a la web para poder pasar por la pasarela de pago..

Consultas Silvana Vigo 630635871